lunes, 2 de febrero de 2009

Regalos de BodaS


click to comment

Los regalos de bodas son una pequeña, o no tan pequeña, muestra de afecto y solidaridad para con la feliz pareja de recién casados. Los nuevos esposos van a iniciar una vida en común y estos regalos pueden ser una inestimable ayuda en este propósito; una ayuda para crear un nuevo hogar.

Las listas de bodas vienen a simplificarnos el proceso de regalar. Tanto a la persona que ofrece el regalo, como a aquellos que van a recibirlo. Los novios encontrarán en la lista de bodas una valiosa herramienta que les permitirá organizar indicar que regalos son los que van a ser más apreciados o necesarios, al mismo tiempo que les libra del siempre embarazoso momento de solicitar un regalo concreto. Los invitados a la boda podrán utilizar la lista de bodas para elegir aquel regalo que mejor se ajuste a sus preferencias y a su bolsillo, sabiendo que va a ser apreciado por los novios, y que no va a repetirse al coincidir con otro invitado.

Hoy en día también resulta relativamente frecuente que en lugar de establecer una lista de bodas con cantidades de regalos posibles, los novios soliciten el ingreso del equivalente económico en una cuenta corriente. De este modo podemos tener una mayor flexibilidad, aunque tal vez resulte todo más impersonal.

Lista de bodas:

Debemos establecer la lista de bodas como mínimo unos dos o tres meses antes de la boda para dar tiempo a que todos los asistentes puedan elegir su regalo. Si se ha establecido antes de enviar las invitaciones, para cuando se empiecen a recibir las confirmaciones ya se les puede indicar el lugar en el que se encuentra la lista de bodas. Una buena idea es establecer varias listas en diferentes establecimientos, pero hay que reconocer que puede llegar a ser más complejo de gestionar. Se debe prestar especial atención las condiciones de envío a domicilio, devolución, o cancelación que tenga el establecimiento.

Al establecer una lista de bodas debemos centrarnos primero en las necesidades más básicas. Aquellos objetos, mobiliario, o electrodomésticos imprescindibles para el nuevo hogar. Después, si hay lugar, pueden ir los regalos menos necesarios o incluso los pequeños caprichos.

Hay que tener en cuenta que el poder adquisitivo de los asistentes va a ser muy variado, así que deben incluirse regalos de todos los precios que permitan a todos participar. Si se incluyen regalos especialmente caros por el motivo que sea, siempre se debe dejar abierta la posibilidad de que sean adquiridos por un grupo de personas.


Los regalos se han convertido en algo esencial en muchas celebraciones (bodas, cumpleaños, aniversarios ...). El regalo de boda debería hacerse por el mero hecho de haber sido invitado (se acuda o no). La "regla tácita" pero no escrita, indica que, si se acude a una boda con banquete, el regalo debería cubrir al menos el precio del cubierto. Y su valor debería ser en función del número de personas que acudamos al banquete. No se suele hacer el mismo regalo si solo va la pareja, que si va la pareja con todos sus hijos, por ejemplo.

Regalo o dinero. Aunque hemos visto algo tan arduo como valorar el "regalo", siempre se debe regalar más con el corazón que con la cartera. En caso de no acudir a la boda, siempre se debe tener un detalle con los novios. En los regalos de boda, suelen primar las razones de utilidad de los mismos. Siempre que podamos, se debe evitar regalar dinero y si se hace debe ser con parejas de mucha confianza, y que nos lo hayan indicado que desean mejor el dinero. Así todo, si puede, regáleles un detalle para que tengan un recuerdo suyo. La forma de pedir el dinero, si es lo que se desea, es muy variada. Por ejemplo, en Cataluña, se suele meter con la invitación un papel con un número de cuenta corriente bancaria, lo que indica que los novios prefieren dinero. (Esta costumbre se ha extendido y, ahora se utiliza en toda España).

Listas de boda. Una de las fórmulas más extendidas entre las parejas, es "crear" una lista de boda en un establecimiento especializado. Es más cómodo para ambas partes. A los novios no se les repiten los regalos, y a los invitados les facilitan la labor de escoger un regalo que les puede no ser de utilidad. La pareja de novios selecciona una serie de objetos, generalmente con la finalidad de equipar su futura casa. Incluso en las listas de boda, puede aportar un determinado importe para regalar objetos caros entre varias personas.

Que se regala. Si no hay lista de boda, no hay el establecimiento donde se tiene puesta en nuestra ciudad o no queremos hacer un regalo de la lista de boda, debemos recordar que los grupos de regalos más tradicionales y útiles para las bodas son: electrodomésticos, elementos decorativos en general como jarrones, lámparas, muebles, etc.). También, aunque es fácil que se repitan vajillas, cristalería, etc. Aunque tenga mucha confianza con los novios, los regalos de boda nunca deben ser personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me importa mucho tu apinión...gracias

WEDDINGPHOTOS

IR A BOUQUETS...CON UN CLICK