sábado, 4 de enero de 2014

IMPORTANCIA DE LAS WEDDING PLANNERS




El servicio de organización integral de bodas es mucho más que contratar el catering y las flores Ampliar En la película 'Planes de boda', la actriz Jennifer López interpretaba a una meticulosa wedding planner. Se encargan de elegir las flores, coordinar a los invitados y hasta de repartir al arroz a la salida de la Iglesia. Son capaces de organizar desde una boda junto al mar con un cuarteto de cuerda de fondo hasta una sencilla ceremonia civil en un palacete. Buscarán las alianzas perfectas y enseñarán a los novios a bailar el vals. Las hadas madrinas del siglo XXI reciben el nombre de wedding planners, un concepto importado de Estados Unidos, y gracias al cual los novios sólo tienen que imaginar la boda de sus sueños para que la empresa en cuestión les asigne una asistente que se encargue de su organización integral. 

 Organizar una boda puede ser un acontecimiento agotador, hasta el punto de que, muchas veces, los novios, especialmente las parejas que dedican la mayor parte de su tiempo a la vida laboral, se ven obligados a destinar cada pequeña porción de tiempo libre a concertar entrevistas, planificar detalles, citarse con proveedores, diseñar el maquillaje y el vestido... Un sinfín de tareas que las empresas encargadas de la organización de bodas resolverán bajo la atenta supervisión de los novios, liberándoles del estrés que supone coordinar todo lo relacionado con el enlace: simplemente sueña, y déjate llevar por los mejores consejeros y especialistas.

 El primer paso una vez os decidáis a contratar una boda de este tipo, es establecer un presupuesto que se ajuste a vuestras posibilidades. Las empresas dedicadas a la organización de eventos suelen obtener jugosos descuentos con los proveedores, así que siempre que contemos con sus servicios es posible incluir en la boda pequeños caprichos o detalles que de otra manera se nos pasarían por alto. La segunda parte del proceso incluye conocer a fondo las necesidades de los novios, y cuáles son sus aspiraciones a la hora de celebrar el día más feliz de sus vidas: una boda romántica, campestre, íntima, sofisticada, original… Una vez elaborado el timing del proyecto, se os asignará una wedding planner, que actuará como asistente personal hasta el mismo momento en que subáis al avión, rumbo a vuestra luna de miel. 

La wedding planner deberá conocer al detalle cuál es el concepto que queréis para vuestra boda, y asegurarse de plantearos las mejores opciones para que vosotros mismos aprobéis y descartéis cada uno de los detalles. Llegado el gran día, ella será la encargada de que todo se coordine a la perfección: la Iglesia, el catering, las fotos, la llegada de los invitados, el protocolo… Su tarea será que todo esté a punto para que no tengas que preocuparte de nada y tu boda sea simplemente ¡perfecta!

Fuente :www.hola.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me importa mucho tu apinión...gracias

WEDDINGPHOTOS

IR A BOUQUETS...CON UN CLICK